El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el Gobierno de México utilizará la mayor parte del excedente que el país reciba por la venta de petróleo para continuar subsidiando el precio de las gasolinas.

Durante la conferencia de prensa matutina de este martes, el mandatario dijo que ya existe una fórmula para distribuir los ingresos extras que se obtendrán por el aumento internacional del petróleo y que parte de estos excedentes se utilizarán para compensar los incrementos en los precios de los combustibles.

“Si hay excedentes (por el incremento de precios del crudo) ya hay una fórmula de distribución, donde no todo queda a la Federación. Lo que se obtiene de excedente va a los estados, un porcentaje. Lo que nos quede a nosotros, como Federación, la mayor parte va a compensar los incrementos en los precios en los combustibles”, detalló.

Negó conocer a cuánto ascienden los excedentes obtenidos por la venta de crudo hasta el día de hoy y prometió dar a conocer esta cifra en un “mes aproximadamente”. No obstante, dijo que, de acuerdo a expertos, si continúa la guerra, el crudo podría llegar a costar hasta 200 dólares el barril.

Asimismo, el titular del Ejecutivo insistió que a pesar de aumento del precio del crudo y del gas a nivel mundial, en México no subirá el costo de los combustibles ni de la electricidad.