Una pila bautismal del siglo XVIII y un aspersor de agua bendita que se encontraban en Tucson, Arizona (EE.UU.), serán devueltos a México, informó este domingo la Secretaría de Cultura.

En un comunicado, la dependencia detalló que ambos objetos regresarán al Templo de la Purísima Concepción de Caborca, en el estado de Sonora, a donde pertenecían, y serán exhibidos al público bajo protocolos de seguridad y salud.

La pila corresponde a una pieza bautismal fabricada en el siglo XVIII, forjada en cobre, ovalada, con diseño multilobulado en floriforme, está grabada y pintada a mano en rojo y blanco, con motivos diversos de pétalos verdes y naranjas.

Además contiene una tapa y un cerrojo de hierro remachado en forma de lágrima, cuyo uso principal se dio en el siglo XIX, como receptáculo de agua bendita en la antigua Misión de Caborca.

Mientras que el aspersor de agua bendita, es un complemento de la pila y fue fabricado en cobre en el siglo XIX, con un asa para facilitar su uso dentro de las actividades que realizaban los clérigos; también fue labrado a mano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here