El presidente estadounidense, Joe Biden, prometió que Estados Unidos dispondrá de suficientes vacunas contra el COVID-19 para todos los adultos del país a finales de mayo, dos meses antes de lo que se calculaba hasta ahora.

Esta nueva promesa la hizo después de anunciar un acuerdo para que Merck contribuya a la fabricación de la vacuna de Johnson & Johnson, autorizada este fin de semana y la tercera disponible en Estados Unidos.

En una intervención en la Casa Blanca, Biden dijo que están en el buen camino “para tener suficiente vacunas para todos los adultos a finales de mayo”, y no a finales de julio, como pronosticó en febrero.

Hace tres semanas, Biden prometió 300 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19, suficientes para inmunizar a toda la población adulta, antes de finales de julio, un volumen que ahora esperan tener disponible dos meses antes.

Biden también anunció que darán prioridad a los educadores y a los empleados de escuelas y guarderías del país para que puedan recibir al menos una dosis antes de que termine este mes de marzo, ya que deben ser tratados como “personal esencial”.