El representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Guillermo Fernández-Maldonado, recordó que mientras la impunidad continúe superando en México el 90 por ciento, no cesará la violencia contra los periodistas y defensores de derechos humanos.

“Lo anecdótico o contradictorio es que en realidad todo lo que están haciendo (periodistas y defensores) es exigiendo el cumplimiento de la ley, pero son estas personas las que son criminalizadas, atacadas y asesinadas. Y quienes son los perpetradores están en la impunidad”, explicó Fernández-Maldonado mediante videollamada en un foro realizado en la Ciudad de México.

Sobre “¿qué hacer?”, el representante de ONU-DH detalló que lo más importante sería que las autoridades reconocieran el problema, pues si no lo hacen “no dirán que es necesario tomar medidas”.

Además, opinó que el marco legal es adecuado, ya que incluso hay un mecanismo de protección de periodistas y defensores “que, con todas sus limitaciones, ha salvado vidas”, por lo que es imprescindible el reconocimiento para llevar las normas a la práctica de manera adecuada.

“Lo ideal sería que no hubiese necesidad de mecanismo”, sentenció.