Los estadounidenses celebraron este domingo su Día de la Independencia exhibiendo algunas muestras de “normalidad” después de meses de restricciones por la pandemia, aunque sin alcanzar la meta fijada por el presidente Joe Biden de que el 70 % de los adultos hubiese recibido ya al menos una dosis de la vacuna contra la covid-19.

Con motivo del 4 de julio, Biden encabezará el primer gran evento desde su llegada a la Casa Blanca: una barbacoa con cerca de mil asistentes que tendrá como invitados principales trabajadores esenciales, personal militar y sus familias, quienes posteriormente disfrutarán del tradicional espectáculo de fuegos artificiales por el Día de la Independencia.

Durante este fin de semana largo, el gobernante, la primera dama, Jill Biden, y la vicepresidenta Kamala Harris han participado de actividades en distintos puntos del país con el mensaje “America’s Back Together” (“Estados Unidos vuelve a estar junto”).

El objetivo: destacar que las cifras de la pandemia han empezado a remitir y promover la vacunación ante la aparición de nuevos casos asociados a la “hipercontagiosa” variante delta.

Una encuesta difundida este domingo por el diario The Washington Post y la cadena ABC News reveló que un 62 % de los estadounidenses calificó de forma positiva a Biden por el manejo de la pandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here