Juan García Heredia

Urge en México un desarrollo industrial integral para abatir la crisis económica agudizada por el Covid-19 y lograr una reactivación sostenible con amplia inclusión social, planteó el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) al resaltar el éxito del modelo chino en medio de esta pandemia.

«China manda un mensaje claro al mundo: existe la fórmula para controlar el Covid-19 y alcanzar un crecimiento económico positivo. El requisito: contar con una estrategia integral y ejecutarla con eficacia. El país asiático tiene una política industrial estructural, con visión de largo plazo y con un profundo interés nacional», señala el organismo.

El Instituto expuso su preocupación por la situación económica en México y, a menos de un mes de que el Poder Ejecutivo envíe a los legisladores su proyecto de Presupuesto de Egresos 2021, lanzó una alerta para que el gobierno implemente un programa de Desarrollo Industrial Integral que proporcione el estado de bienestar que requiere la nación.

«En realidad -advierte-, esta alternativa representa el único camino para lograr una reactivación sostenible, vigorosa, de larga duración y de amplia inclusión social».

Abundando sobre el modelo chino, el IDIC destacó que la dimensión de la política económica y de seguridad nacional de China le permite enfrentar los efectos del Covid-19, así como la recesión global y administrar su conflicto geopolítico y geoeconómico con Estados Unidos.

«El gobierno chino tuvo muy clara la estrategia a seguir: un confinamiento corto pero

eficaz para contener los contagios de Covid-19. El uso de alta tecnología y el big data

para dar seguimiento puntual a la transmisión de la enfermedad y una política económica de apoyo a sus empresas y sociedad fueron clave», puntualiza un análisis del Instituto dirigido por el economista José Luis de la Cruz Gallegos.

El estado chino -indica el documento-, ha mostrado su capacidad para operar un programa destinado a evitar un daño significativo a su planta productiva. En junio la producción de cemento y acero se ubicó en niveles superiores a los de un año antes.

«Lo descrito contrasta con lo que ocurre en América del Norte, particularmente en México y Estados Unidos: los contagios de Covid-19 siguen avanzando y generan incertidumbre sobre la solidez de la evolución de sus economías», subrayó el IDIC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here