Autoridades municipales de Tlatlaya, Amatepec y Luvianos, en el sur del Edomex, instalaron filtros de revisión con policías y, en algunos casos, cerraron carreteras para impedir el acceso de foráneos y evitar contagios de Covid-19.

Desde ayer, los gobiernos de estos Municipios únicamente permiten el paso de vehículos proveedores de alimentos y de personal del sector Salud.

Los Ayuntamientos justificaron que las clínicas y hospitales locales no cuentan con personal médico ni insumos suficientes para atender la pandemia, por lo que quieren evitar que los casos de coronavirus se extiendan a esa región.

El Presidente Municipal de Tlatlaya, Leopoldo Domínguez, informó del cerco sanitario a través de un audio difundido por perifoneo, redes sociales y en estaciones locales de radio.

«Por lo difícil del Covid-19 y para cerrar filas en estos días de mayor contingencia, se informa a todos los tlatlayenses que queda estrictamente prohibida la entrada y salida a nuestro Municipio, se bloquearán las principales vías de acceso y vías alternas, no podrán entrar y salir. Se pretende que en Tlatlaya no haya ni un caso de coronavirus», se escucha en el audio.