ESPECIAL / Tráfico de armas, negocio millonario para EU

0
24
  • La unión americana es el principal distribuidor, ingresan ilegalmente por lo menos 20 mil de ellas a nuestro país
  • Autoridades de ambos países se desentienden del problema que genera víctimas mortales

María Escalante García

Anualmente más de 200 mil armas de fuego ingresan ilegalmente a territorio mexicano provenientes de Estados Unidos. El incremento en el tráfico de armas aunado a la pasividad por parte de las autoridades tanto mexicanas como estadounidenses genera consecuencias graves al punto de cobrar la vida de personas inocentes.

El tráfico ilegal de armas de fuego ha sido un tema ríspido desde hace ya varias décadas, seguido del tráfico de drogas el de armas es el segundo negocio clandestino más rentable del mundo teniendo como resultados un aumento de crímenes violentos en México y tragedias como la ocurrida recientemente en el Paso, Texas en Estados Unidos.

Dentro de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 10 refiere que “Los habitantes de los Estados Unidos Mexicanos tienen derecho a poseer armas en su domicilio, para su seguridad y legítima defensa…”, empero se debe de contar con un permiso expedido únicamente por la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), además de que su uso esta regulado por la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

La cuestión es totalmente adversa en Estados Unidos (EU), donde cualquier persona puede vender armas, incluso existen tiendas o se llevan a cabo exhibiciones armamentistas para comercializarlas sin restricción alguna. El tráfico ilegal de armas entre Estados Unidos y México es facilitado por la colindancia entre ambos países y asociado al contraste de legislaciones de armas de fuego que existe entre dichos países.

El medio más común para llevar a cabo el tráfico de armas es mediante la compra legal de dichos instrumentos – en tiendas o exhibiciones armamentistas – por parte de intermediarios, quienes posteriormente transfieren las armas a terceros que se encargan de cruzar la frontera e ingresar las armas en México, simulando una compra legal de armamento lo cual en realidad es ilícito.

Se debe tomar en cuenta que el ingreso ilegal de armas a México es un elemento crítico que aumenta la violencia e inseguridad en el país. Según datos del Departamento de Justicia de los Estados Unidos en el periodo comprendido de 2011 a 2016 se lograron rastrear 74 mil 515 armas de fuego que fueron recuperadas en distintos crímenes realizados en México y que por consecuencia estas fueron producidas y vendidas por la Unión Americana. 

En los estados de Tamaulipas, Sonora, Nuevo León, Ciudad de México, Sinaloa y Chihuahua han sido recuperadas la mayoría de armas traficadas, cabe mencionar que en dichas entidades se cuenta con un alto índice de homicidios perpetrados con armas de fuego. Según datos del Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) en Estados Unidos, la mayor parte de los negocios para adquirir un arma se registran entre Texas y Arizona con la frontera de Tamaulipas y Sonora.

De acuerdo con estadísticas provenientes de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), la Policía Federal, logro decomisar desde diciembre del año pasado hasta los primeros días de agosto un total de mil 294 armas de fuego, de las cuales 807 son cortas – arma de fuego con un cañón corto y que se puede empuñar con una sola mano, ejemplo pistola o revólver – y 487 de calibre grueso.

También aseguraron 3 mil 353 cargadores, 156 mil 610 cartuchos, 41 granadas, dos lanzagranadas y un aditamento para lanzagranadas. Aproximadamente la mitad de armas que se logran decomisar en México y que provienen  de la Unión Americana son rifles y pistolas semiautomáticas como las AK-47 y AR-15 así como  su variantes.

Empero la cifra de armas de fuego recuperadas por autoridades mexicanas se ha ido en picada de desde 2012, sumado a esto existe una nula colaboración por parte de las autoridades estadunidenses para disminuir el tráfico de armas, incluso el extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) alertó a la administración pasada que en caso de ganar los comicios Donald Trump se pronosticaba muy poca ayuda para reducir dicho problema.

Desafortunadamente el crecimiento desmedido en el tráfico de armas tiene como consecuencia que se cometan una cantidad atroz de delitos, tan solo durante los primeros seis meses de este año, del total personas fallecidas por homicidio doloso en México, el 72 por ciento perdieron la vida por arma de fuego.

Pero el problema no solo radica en el ingreso ilegal, ya que las armas que entran de manera legal a México mediante la Sedena y que son vendidas a fuerzas federales y estatales se reportan como extraviadas o robadas, aproximadamente más de 20 mil armas se encuentran en este supuesto, siendo la Ciudad de México, Guerrero y Estado de México las entidades con mayor número de armas extraviadas o robadas.

Cabe destacar que en cuanto a la exportación legal de armas de uso militar y grueso calibre, México es el país que mayor cantidad de armas importa de EU, incluso cinco veces más que Colombia, que le sigue en la lista. Los datos demuestran que Estados Unidos desempeña un papel predominante como principal distribuidor de armas que ingresan legalmente e ilegalmente a México.

En conjunto todo esto refleja en definitiva la poca importancia por parte de las autoridades competentes en el tema del tráfico ilegal de armas, así como a las que ingresan de manera legal y se reportan como extraviadas o robadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here