• Más de 4 mil 350 niños y adolecentes han sido detenidos en operativos
  • Chihuahua es el estado donde más arrestos de este tipo se han producido

María Escalante

La delincuencia no distingue sexo y menos edad, en la actualidad cada día es más frecuente que los menores de edad trabajen para el crimen organizado, en algunas ocasiones el entorno en el que viven no les favorece, la falta de oportunidades que aún existe en México los convierte en presa fácil de bandas delincuenciales quienes reclutan niños, niñas y jóvenes que son utilizados como halcones es decir espías del crimen organizado.

Según datos expuestos por parte de la Secretaria de Marina (Semar), la Policía Federal (PF) y la Fiscalía General de la República (FGR), desde 2010 hasta la actualidad durante operativos realizados en contra del crimen organizado por parte de estas autoridades, se han detenido a 4 mil 350 menores de edad. La PF es la institución que más detenciones ha realizado en este sentido, seguida de la Semar y la FGR.

En 2010 la detención de un joven de apenas 14 años llamado Edgar Jiménez “El Ponchis”, conmociono a la sociedad mexicana debido a los delitos que cometió – posesión de armas de fuego exclusivas del ejército mexicano, participación en secuestros, torturas y homicidios -, “niño sicario” como le denominaron, incursionó en el mundo delincuencial desdés los cinco años, cuando ayudaba a sus hermanas a deshacerse de cadáveres.

Delitos que le valieron una sanción de tres años de prisión al “niño sicario”. Este fue el primer caso documentado en México en que un menor participaba con el crimen organizado, fue desde entonces que este tema ha generado desconcierto en la sociedad y lo más grave es que el problema va en aumento tanto que no existe un solo estado mexicano donde no se haya arrestado a un menor de edad que tenga relación con el crimen organizado.

Los cárteles mexicanos encuentran en el reclutamiento de niños, niñas y adolescentes, mano de obra desechable la cual abarata costos de operación, aprovechándose de las circunstancias o necesidades de los menores de edad, quienes se encuentran vulnerables ante estos delincuentes, que incluso los reclutan desde los nueve años para que sean utilizados como “halcones” o ayuden con el tráfico de droga, cuando cumplen doce años pueden cuidar escondites del crimen organizado.

Al cumplir los 16 años los menores son obligados a cometer delitos como la extorsión, secuestro y homicidio, por otra parte, a las niñas se les obliga a empaquetar y también traficar la droga, además de que son abusadas sexualmente, esto según datos de la Sociedad Civil, Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).

“Las cifras muestran un deterioro de la situación en todo el país, los arrestos de menores de edad por delitos relacionados con armas, narcóticos y secuestros van en un aumento. El reclutamiento forzoso que vemos en México es similar a la situación que se vive con los niños soldados en África y Colombia” así lo comentó en titular de la Redim, Juan Martin Pérez García.

A finales del sexenio de Felipe Calderón y el principio de Enrique Peña Nieto, fue el lapso donde se concentró la mayoría de detenciones a menores de edad, con una cifra que alcanzó los 3 mil 48 asuntos, esto debido a que se agravó la guerra contra el narcotráfico.

Chihuahua es el estado donde más arrestos a menores de edad se han dado, con una cifra de 808 menores arrestados seguido de Tamaulipas con 644, Guerrero con 470, el Estado de México con 279, Michoacán con 277 y Zacatecas con 206. Los estados con menor incidencia en cuanto en este delito son Aguascalientes con 14 arrestos, Yucatán e Hidalgo con 15 así como Campeche y Colima con 17. En este sentido, 457 mujeres fueron detenidas en dichos operativos lo cual representa el 10 por ciento de los arrestos.

Chihuahua, Sinaloa y Durango conforman la zona mejor conocida como el “Triángulo Dorado”, identificada por ser un área de cultivo en marihuana y amapola, aquí se obliga a los menores a trabajar en esta actividad al igual que en laboratorios de drogas sintéticas en tanto en Guerrero se recluta para que trabajen en los campos de amapola.

Javier Oliva Posada investigador y profesor de la Facultad en Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señalo que para el crimen organizado es mejor usar a menores de edad, porque, en caso de ser capturados, las penas que reciben no son muy largas y el número de sentencias es muy bajo.

Oliva Posada, también experto en temas de seguridad enfatizó que la característica general de estos menores de edad es que son originarios de zonas marginadas por lo cual el gobierno debería de implementar políticas públicas en áreas rurales y zonas periféricas de las ciudades.

Durante el 2011 gran parte del reclutamiento de menores de edad se hacía por medio de los “pandilleros” existentes, quienes a través de invitaciones traían a otros parientes más jóvenes. El Cartel del Golfo en 2014 intentó reclutarlos usando volantes impresos a todo color en el entonces Distrito Federal (DF).

En la actualidad se han mejorada estas tácticas de reclutamiento, una de ellas consiste en utilizar las redes sociales para alistarlos con la promesa de un empleo legítimo, este es el modo más utilizado por el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).          

Instancias internacionales en 2015, a través de un informe de la Comisión Interamericana para los Derechos Humanos (CIDH), calculaba que había aproximadamente 30 mil niños niñas y adolescentes trabajando activamente con organizaciones criminales en México.

Datos expuestos a finales de 2018, estimaban que la figura había aumentado en 150%, hasta llegar a unos 460 mil menores de edad, según el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo.

Historias con trágicos desenlaces se han generado alrededor de esta situación que cada día aumenta, muchos de estos menores de edad caen en las redes del crimen organizado por problemas familiares, pobreza, desescolarización o adicciones y se ven abocados a incurrir en delitos que les marcarán para siempre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here