• SEP, un fiasco. Incierto el futuro de la niñez en México. Está expuesta a la explotación laboral, sin acceso a una educación básica, salud mental y física, Existe retroceso educativo; aumentó en brechas de desigualdad y la violencia en su contra se ha incrementado
  • Además, son reclutados por el crimen organizado.

 Guillermo Pimentel Balderas

Organizaciones de estudiantes exigen al gobierno federal, emprenda acciones inmediatas para frenar la crisis por la que atraviesan los menores de edad. Denuncian las nulas políticas del gobierno morenista del presidente López Obrador para contrarrestar la explotación laboral que afecta gravemente el desarrollo y formación de los infantes; alertan retroceso en la educación pese a denuncias de especialistas e informes internacionales que alertan sobre el desastre educativo y el aumento en las brechas de desigualdad.

“Los derechos de los niños y niñas a una educación básica, salud mental y física, se ven truncados porque son obligados a trabajar, además de afectar su buen desarrollo productivo durante su vida adulta. Ante esta situación tan grave, las autoridades han decidido ignorar el problema”, lamentó Adán Márquez Vicente, líder nacional de la Federación Nacional de Estudiantes Revolucionarios Rafael Ramírez (FNERRR).

En entrevista, deploró que la situación de los menores en manos de la 4T ha empeorado y protestó porque las cifras de niños y niñas que cada día dejan la escuela para ser forzados a trabajar, lo que solo demuestra que las políticas educativas de la 4T no han dado resultado y urgió acciones inmediatas para disminuir la crisis por la que atraviesa nuestro país.

Dijo que, en base a datos oficiales, en ocupaciones no permitidas hay 2.1 millones de niñas, niños y adolescentes en el país. “Su educación ha sufrido un retroceso tras la instauración de la presidencia morenista y sigue retrocediendo pese a denuncias de especialistas e informes internacionales que alertan sobre el desastre educativo y el aumento en las brechas de desigualdad”, insistió.

Expuso que las cifras que se presentan evidencian que las políticas implementadas en materia educativa por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y por el presidente López Obrador están fallando, muestra de ello son los pésimos resultados que obtuvo México en el Programa Internacional para la Evaluación de los Estudiantes (PISA), donde solo en 2022 cayó 14 puntos en el desempeño promedio en matemáticas, nueve puntos en ciencias y cinco puntos en comprensión lectora en comparación con el 2018

“Eso no es todo, la violencia contra menores de edad también ha incrementado. De acuerdo con datos revelados en el informe anual de la Red por los Derechos de la Infancia (REDIM), entre 2021 y 2022 la incidencia de casos de violencia sexual contra niñas, niños y adolescentes creció más del 21%. En ese mismo periodo, 815 personas menores de edad fueron víctimas de homicidio doloso, 2095 fueron asesinadas, 17,233 están desaparecidas y entre 250 y 400 mil niños y adolescentes están en peligro de ser reclutados por el crimen organizado. Las infancias y adolescencias que sobreviven a esta crisis lo hacen en el 42% de los casos en medio de pobreza y carencias, situación que los orilla al trabajo infantil”.

Mencionó que según las últimas estadísticas reveladas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de acuerdo a la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) 2022, ésta publicó que, el 13.1% de los menores de edad en el país laboran, lo que implica un aumento de 1.7 puntos porcentuales.

La ENTI, agregó, reporta que en ocupaciones no permitidas laboran 2.1 millones de niñas, niños y adolescentes en el país; a este universo se sumaron 114,234 menores respecto de lo reportado para 2019. De esta manera, la tasa de ocupación infantil no permitida pasó de 7.1 a 7.5% entre ambas mediciones. Las principales actividades económicas en las que se desempeñan son el campo, los servicios, el comercio, la minería y la construcción.

De igual manera, destacó que datos de las organizaciones Save The Children, Red por los Derechos de la Infancia (Redim), World Vision México y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), refieren que de los 29 millones de niñas, niños y adolescentes entre 5 y 17 años que viven en México el 11% ya tiene al menos un empleo, la mayoría de ellos en ocupaciones no permitidas, además, de ese porcentaje 1 de cada 10 niños trabaja de manera forzada.

Márquez Vicente dijo que las cifras expuestas dejan ver no solo el panorama tan desolador para la niñez, sino también el desinterés tan descarado del gobierno de López Obrador hacia los infantes. Las cifras de niños y niñas que cada día dejan la escuela para ser forzados a trabajar crecen, esto solo demuestra que las políticas educativas de la 4T no han dado resultado y que urgen acciones inmediatas para disminuir esta crisis.

“Estamos viviendo una situación muy preocupante para la niñez de nuestro país; se están atropellando gravemente los derechos de niñas, niños y adolescentes, condenándoles a una vida no digna sin que el gobierno haga algo al respecto. Urge un cambio en la política mexicana, donde mejorar la calidad de vida de sus habitantes se convierta en prioridad”, sentenció Márquez Vicente.

Cabe señalar que recientemente diputados locales reconocieron que sigue sin erradicarse el trabajo infantil en las calles capitalinas y que, actualmente, la explotación y el trabajo infantil afecta a una importante cantidad de este sector. Además de que, el trabajo obliga a los infantes a abandonar la escuela, fortaleciendo la exclusión, el privilegio y la pobreza.

Correo: delaciudad1951@gmail.com