Andrés Suárez Ramírez 

Los organizadores de los Juegos Olímpicos en Tokio comunicaron del primer caso de SARS-CoV-2 en la villa de los atletas, junto con otros 14 nuevos casos relacionados con los Juegos que comienzan esta semana, lo que plantea nuevas dudas sobre las promesas de un evento “seguro y protegido”. 

Los recientes contagios suponen un golpe para los organizadores locales y el Comité Olímpico Internacional, que han insistido en que los Juegos no se convertirán en un acontecimiento de gran magnitud. 

Los organizadores de Tokio confirmaron que un visitante extranjero que trabajaba para los Juegos Olímpicos había dado positivo en un control rutinario realizado el viernes. La nacionalidad de la persona no se reveló por motivos de privacidad. 

Los otros casos incluían a dos miembros de medios de comunicación, siete contratistas y cinco miembros del personal de los Juegos. 

El caso de la villa de los atletas, un recinto de 44 hectáreas construido en el paseo marítimo de Tokio, es especialmente preocupante, ya que la mayoría de los 11 mil competidores se alojarán allí.