• Escasez de agua llega a niveles altos, 87.56% del territorio sufre sequía en diferentes intensidades, advierte Conagua 
  • La poca lluvia registrada en 2020 y el pronóstico para el 2021 causará una reducción en el suministro de agua 

María Escalante García 

La escasez de agua en México ha llegado a niveles altos y peligrosos para la población en los últimos 20 años, de acuerdo a un informe de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), 87.56% del territorio sufre sequía en diferentes intensidades, y un 54% agoniza por la falta de lluvias, a esto se suma que hace unas semanas la NASA publicó imágenes satelitales del territorio que se torna color marrón con el paso del tiempo ante la falta de precipitaciones y la transformación del suelo. 

La sequía ocurre cuando las lluvias son significativamente menores a los niveles normales registrados, lo que ocasiona graves desequilibrios hidrológicos. La poca lluvia registrada en 2020 y el pronóstico de sequía para el 2021 causará una reducción en el suministro de agua. 

El aumento de la temperatura global altera el comportamiento de los océanos y los ciclos de agua. En el último decenio, más del 90% de los grandes desastres naturales se produjeron a causa de inundaciones, tormentas, olas de calor, sequías y otros fenómenos meteorológicos, de acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres.     

    

Sistema Cutzamala, afectado  

Las presas del Sistema Cutzamala se encuentran en el nivel más bajo de los pasados 25 años, con un almacenamiento promedio de 39.2 por ciento lo cual es 22.5 menos del promedio histórico, que es de 61.7 por ciento a la fecha, informó la Conagua. Hasta el 15 de mayo, tan sólo el sureste del país estaba libre de sequía, es decir, 14.88 por ciento del territorio. 

De las tres presas, la que tiene el nivel más bajo es Villa Victoria con 27.1, mientras el Bosque tiene 34.1 y Valle de Bravo está a 47.5 por ciento de capacidad. En el Estado de México persiste la falta de lluvia, la sequía de moderada a extrema cubrió toda la cuenca del Cutzamala y la sequía severa se observa en 75 por ciento de este territorio, el resto se encuentra en sequía extrema. 

La Conagua informó que de las 210 presas que se monitorean sólo hay dos con almacenamiento completo y 111 con un promedio de 26 por ciento. Agregó que, en total, los embalses tienen un déficit de 10 puntos. Detalló que, por estados, los de Sinaloa están en promedio a 47 por ciento de llenado, Coahuila a 40 y Querétaro a 20 por ciento. 

Respecto a las lluvias, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de Conagua reportó que del 1 de enero al 23 de mayo de 2021 se ha registrado 7.5% menos lluvia que la habitual para este periodo, en tanto que, del 1 de octubre de 2020 al mismo 23 de mayo, el déficit de lluvia fue de 7.5%, comparado con los datos históricos para ese lapso. 

Los grandes costos 

La sequía, crisis del agua en México afectará el precio de todos los productos, tanto de las frutas y las verduras, como de todo lo que lleve plástico, ya que se requiere gran cantidad del líquido para su producción. La primera entidad que padecerá la crisis que se acentuará en el centro y norte del país por la falta de agua es Guanajuato. 

El hecho de que Guanajuato va a colapsar antes que el Valle de México obedece a la ubicación geográfica. En el caso de la Ciudad de México, aunque es altamente dependiente del líquido, tiene estados vecinos a los que les está quitando el agua porque no existe un plan de pago de servicios ambientales.  

Una de las propuestas para enfrentar la crisis es que las personas comiencen con la captación del agua de lluvia, y de esa manera se puede lograr la independencia del sistema de agua local. 

Cosechas, pérdidas  

En el país hay un millón 753 mil 878 hectáreas sembradas en áreas de riego y que no han podido ser cosechadas por la falta de agua en las presas para lograr su producción; Querétaro, Guanajuato y Sonora presentan casi el 10 por ciento de estas hectáreas vulnerables y que están a punto de perderse a causa de la sequía. 

Son 158 mil 623 hectáreas en conjunto de cultivos de cártamos, frijol, maíz, papa y trigo que están a punto de siniestrarse por la falta de agua de las presas. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here