Fragon 

¿LUTO? Todo indica que hay duelo, desolación entre la corriente priista.  

Por segunda legislatura federal consecutiva, el PRI de Hidalgo no figurará del todo  en el Palacio Legislativo de San Lázaro. Solamente una curul van ocupar a través de Sayonara Vargas quien ganó de “panzazo” el Distrito de Huejutla. 

Previamente y durante el proceso electoral le dimos puntual seguimiento en este espacio de los suspirantes. A la postre, de los abanderados. Hoy, de los sepultados. Lo anterior, con la insistencia vigente: campañas grises. En general. Léase coaliciones o simplemente por instituto político. 

Varios lectores comentan a través de nuestros correos del por qué el énfasis con el escenario del PRI y no así con morena y otros partidos. La respuesta es simple: porque el tema principal el tricolor. Del resto, ni quien los conozca. Ni en estampita. 

Al menos los que se dicen ahora morenistas no tienen la mínima idea de la verdadera política. Simplemente aprovecharon a la perfección el efecto del barco guinda que encabeza AMLO.   

Amén de beneficiarse también de los yerros que cometen del PRI en Hidalgo.  

Esta vez -la derrota para el priismo- tiene varios culpables… El golpeteo interno. La designación de candidatos y candidatas de la vieja guardia. La excelsa soberbia. El acartonamiento.  

Y, quizá lo principal: la falta de estrategia en redes sociales y prensa. El menospreciar esta área ha costado caro, carísimo, para algunos personajes políticos. De cualquier trinchera. 

Basta echar un vistazo a la matrícula que el mismo Facebook hizo pública. Hidalgo aparece en el sótano de las nulas inversiones en esta plataforma digital.  

En cambio, en los primeros lugares figuran Estados como: Nuevo León, Estado de México, Sonora, Jalisco y la misma Ciudad de México.  

Algunos colegas periodistas hidalguenses coincidían en este tema. La colectividad de personajes políticos claudican  la ayuda. La rechazan. Un buen jefe de prensa presta atención a todos los medios. A todo tipo de publicaciones. Sin distingos. 

 En cambio, los que privilegian la adulación, la coba, mancomunados del “no pasa nada”…orillan al precipicio a su político. El resultado: una imagen enclenque, diluida.  

En esta tesitura hay una amplia lista. Mientras tanto, algo de meditación tendrán que hacer al respecto los abanderados del PRI: Benjamín Rico Moreno, quien perdió por Pachuca y Héctor Meneses Arrieta, ex candidato por Tepeapulco.  

La cúpula priista tendrá que analizar detenidamente estos escenarios. Sustituir viejas estrategias. Pensamientos caducos. Y, del no pasa nada, convertirlo en sí puede trascender. Si puede pasar algo. Generar esa atención singular para con los medios en general. 

Mientras, ya veremos en San Lázaro a quienes obtuvieron la mayor cantidad de votos en los distritos de: 01, Huejutla, Sayonara Vargas; 02 Ixmiquilpan a Ciria Yamile Salomón Durán de la coalición “Juntos Haremos Historia” (JHH); 03 Actopan, Simey Olvera Bautista de Morena; 04 Tulancingo, María Isabel Alfaro Morales de JHH; 05 Tula de Allende, Cuauhtémoc Ochoa Fernández de JHH; 06 Pachuca, Lidia García Anaya de JHH; finalmente en el distrito 07 Tepeapulco, Navor Alberto Rojas Mancera de Morena. 

La mayoría sin tablas políticas. Desconocidos. Al tiempo… 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here