El aumento en la prevalencia de enfermedades crónicas en México, tales como la obesidad, diabetes e hipertensión -derivadas de una mala alimentación-, provoca que ante la pandemia de COVID-19 sea la causa directa de mortalidad, señaló el subsecretario de Prevención y Promoción de la Secretaría de Salud, Hugo López-Gatell.

“Se vuelven un elemento principal de complicación”, señaló el funcionario en un mensaje dominical publicado en sus redes sociales.

Afirmó que, por esa razón en México, el riesgo de COVID-19 no se limita únicamente a la edad sino a padecimientos como la diabetes o hipertensión, donde nuestro país ocupa los primeros lugares de prevalencia.

Explicó como razón que en México hay una sobrecarga de sobrepeso, obesidad y diabetes vinculadas por cuatro elementos importantes en la dieta: un exceso de azúcares, un exceso de sal, el exceso de calorías totales y el exceso de grasa.

“Estos elementos, en conjunto, representan la causa directa de la mortalidad principal en México, pero además, ante una epidemia como la de COVID-19, se vuelve un elemento principal de complicación”, señaló.