Víctor Hugo Islas Suárez 

Es ya hasta un “chiste”, el decirle a un colaborador cuya conexión falla o se escucha mal, “deja de robarte el internet” ¿Pero, y si fuera al revés, es decir, y si al que se lo están robando es a ti? 

Si bien es verdad que los fallos en una red Wifi pueden deberse a una amplia variedad de motivos, desde un simple problema de conexión, hasta una mala ubicación del router, también es posible que alguno de nuestros vecinos haya conseguido acceder a la conexión y la esté utilizando sin permiso. 

Algo que no solo perjudica al rendimiento de nuestros dispositivos en la red, sino que también puede suponer un riesgo para la ciberseguridad, una configuración inadecuada de nuestra red inalámbrica puede permitir a un atacante robar la información que transmitimos, y por ello no hay que dejarlo pasar por alto. 

Trucos para averiguarlo (y evitarlo) 

Hay formas, más o menos complicados, de descubrirlo, una de ellas pasa por el empleo de alguna aplicación, existen aplicaciones que permiten a cualquier usuario acceder sin problemas a la lista se equipos conectados, una de ellas es “Who is on my wifi”. 

También es posible comprobarlo abriendo un navegador con la dirección específica del Wifi (generalmente, 192.168.1.1 o 192.168.0.1) y ver todos los movimientos. Si aparece en el listado un dispositivo que no es nuestro, ahí tiene la razón. El problema de que alguien sin nuestro permiso acceda al router, más allá de perder velocidad, es que una configuración inadecuada de la red inalámbrica puede permitir a un atacante robar la información que transmitimos. 

Ahora bien se recomienda realizar una pequeña prueba muy simple y algo rudimentaria para descubrir si alguien está robando la conexión: Una de las formas de saber si alguien está utilizando nuestra Wifi es apagar completamente todos nuestros equipos y comprobar el parpadeo de las luces del router, si continúan parpadeando es posible que otras personas estén utilizando nuestra conexión sin nuestro consentimiento (obvio) y sin embargo, en estos tiempos del internet de las cosas, en los que casi todos los dispositivos electrónicos hacen uso de internet, resulta muy sencillo que al usuario se le pase desconectar alguno. Por lo que esta prueba debe ser complementada por el resto de las personas que viven en casa 

No debemos olvidar que, si nuestros vecinos cuentan con un router en su casa, puede provocar que los canales de frecuencia sean similares y esto provoque que en ambos casos nos veamos asignados a una velocidad menor en nuestro Wifi,  

Y por último pero no por ello menos importante, hay que realizar cambios en la contraseña, asimismo, recuerdan que el «password» con el que viene el Wifi de fábrica debe ser cambiado por el particular en el mismo momento en que lo instala y conecta, si esta no se modifica corremos graves riesgos, pues el intruso podría tener acceso al panel del control de la wifi y tomar el control de nuestra red, en ocasiones, simplemente viendo la interfaz de inicio del router, se puede averiguar qué usuario y contraseña tiene por defecto haciendo una consulta en un buscador. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here