Víctor Hugo Islas Suárez 

Siendo piadosos digamos que es verdad nuestro calendario y estamos en el siglo XXI, 2021 años han pasado desde la cronología que decimos seguir, hace 1000 años creíamos que la tierra era plana, hace 600 creíamos que existían brujas, hoy tenemos celulares, internet, vacunas y automóviles, pasando por satélites y operaciones a corazón abierto. 

Me resulta “doloroso” ver a la gente de este siglo que aún cree y atiende a algunas pseudociencias, las pseudociencias son aquellas prácticas o teorías que se presentan como realidad pero que no responden a un método de investigación válido o no pueden ser comprobadas por el método científico. Por ejemplo: la acupuntura, la astrología, la numerología, las dietas alcalinas, etc. 

Mientras que la ciencia no puede ser falsable (no puede ser refutada), las pseudociencias utilizan datos científicos para defender postulados que no tienen una comprobación experimental. Suelen ser validadas por la sociedad, aunque muchas veces carecen de fundamentos y lógica. 

Cómo identificar una pseudociencia 

  • Abarcan varios aspectos de la vida del ser humano y se basan en prácticas, experiencias y creencias. 
  • Algunas buscan dar respuesta a situaciones o dolencias físicas o psicológicas del ser humano, otras intentan explicar fenómenos de la naturaleza.  
  • No se puede aplicar sobre ellas un método científico. No se obtiene información mediante la corroboración de una hipótesis y su objeto de estudio no puede ser sometido a un análisis científico para ser confirmado. 
  • Suelen recurrir a la evidencia selectiva. 
  • Se basan en cuestiones sobrenaturales o inmateriales para sostener sus teorías. 
  • No deben ser confundidas con ciencia y es preciso contar con información en todos los casos para conocer sus efectos y consecuencias. 
  • Pueden provocar daños tales como el abandono de terapias médicas. 

Ejemplos de pseudociencias 

  • Astrología. Estudio de la relación entre la posición de los planetas, estrellas, satélites y la personalidad de las personas. 
  • Numerología. Estudio oculto de los números para determinar características de las personas. 
  • Parapsicología. Estudio de fenómenos extrasensoriales entre seres humanos vivos, como la telepatía, la videncia, la telequinesis. 
  • Grafología. Estudio de la personalidad de un sujeto mediante la observación de su escritura. 
  • Iridología. Método que sostiene que todos los trastornos del cuerpo pueden diagnosticarse buscando cambios en el color del iris del ojo. 
  • Homeopatía. Método que sostiene la curación de ciertas enfermedades mediante la aplicación oral de dosis mínimas de preparados artesanales. 
  • Feng shui. Método de armonización que se basa en los cuatro elementos (agua, tierra, fuego, aire) en relación con la armonía de un hogar o espacio determinado para la circulación correcta de la energía. 
  • Quiromancia. Método de adivinación basado en el estudio de las líneas de las manos. 
  • Biomagnetismo. Método para curar enfermedades mediante el uso de imanes. 
  • Fisiognomía. Teoría que afirma que desde la fisonomía de una persona es posible conocer su personalidad. 
  • Frenología. Teoría que afirma que determinada característica o capacidad mental se ubica en una zona determinada del cerebro. 
  • Personología. Teoría que afirma que los rasgos del rostro de una persona pueden ser un indicador del tipo de personalidad que posee.