Por: José Sánchez López 

La incursión de Jaime´Heliodoro Rodríguez Calderón en la política, a la edad de 22 años, nació de su “capacidad” provocativa para orquestar y deshacer marchas, mítines y movimientos de protesta o apoyo, según las órdenes dadas por su jefe: el entonces gobernador de Nuevo León, Alfonso Martínez Domínguez, recordado por su participación en los hechos del 10 de junio de 1971, en el llamado “Halconazo”.

Ubicado como alborotador, cuando era uno de los dirigentes en las protestas contra el aumento de tarifas del transporte urbano en Monterrey, fue contactado por gente a las órdenes de Martínez Domínguez y a partir de ese momento se convirtió en su principal hombre de choque para armar o disolver cualquier movimiento, según conviniera al mandatario estatal, “como que me contrató para que no le hiciera borlote”, diría años después.

Soy su principal operador político, decía Jaime Heliodoro, mientras que Martínez Domínguez lo consideraba como el mejor de sus provocadores y por lo mismos, le concedía atributos para pactar o negociar a nombre del gobierno estatal, pero sin pertenecer de manera formal al gobierno, “trabajaba por fuera”, pero respondiendo sólo a las indicaciones del gobernador

Combinó sus tareas como agitador con sus estudios en la Universidad Autónoma de Nuevo León, donde se destacó como uno de los principales “porros” y en 1982 se graduó como ingeniero agrónomo: Al afiliarse al PRI, Martínez Domínguez lo tomó bajo su protección e impulsó su carrera política.

Su trabajo se centró en el sector campesino priista, en el que solía llamar la atención con su actitud provocadora, bravera, “afrentosa”, como acostumbran decir en el norte; no sólo era descortés, sino grosero, insultativo, justificando sus maneras porque era completamente franco.

Romeo Flores Caballero, ex secretario de Educación y Cultura de Nuevo León, en su libro “El Bronco: Fracaso del primer gobierno independiente”, relata que en 1989 se celebró en Monterrey la Asamblea Nacional del Frente Juvenil Revolucionario del PRI. Mario Rodríguez Platas, quien era líder del Frente Juvenil Revolucionario se inclinaba por el veracruzano Luis Antonio Pérez Praga.

Sin embargo, con la ayuda de Rodríguez Calderón, quien era incondicional de la línea del PRI, manipuló al mejor estilo priista la imposición de Adrián Gallardo Landeros, de Tamaulipas.

En opinión de Flores Caballero, Rodríguez Calderón no tiene ideología alguna, ha sido un político al mejor postor, con el que mejor o más rápido lo copte se

va. Es un político de conveniencia, utilizable para combatir con diatribas, insultos, con adjetivos groseros y hasta agresiones violentas hacia sus oponentes.

Sus maneras groseras e irónicas, camufladas como “franqueza”, le valieron ante la ciudadanía neoleonesa una imagen de político opositor y fue entonces que murió “El Botas”, como le apodaban en principio y nació “El Bronco” y como el estado atravesaba por una de sus peores crisis de credibilidad, por la corrupción gubernamental, vieron en él la mejor opción de justicia, para un estado que también sufría los embates de la delincuencia, con secuestros, extorsiones, enfrentamientos y ejecuciones.

Bajo la promesa de que si llegaba al poder acabaría con la corrupción y metería a la cárcel al gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, ganó los comicios como candidato independiente, al obtener el 48.8% de los votos.

Ya sentado en la silla gubernamental, dicen que comentó: “yo era mal estudiante, pero ahora trabajan para mí los estudiantes que sacaban 10 ¿quién es más chingón?”.

En esta etapa es donde varios sucesos que permanecieron ocultos por un tiempo salieron a la luz, luego de sus comentarios en campaña en los que afirmaba que nadie le ganaría porque “había vendido su alma al Diablo”.

Y, efectivamente, se comenta que para su campaña “independiente” recurrió a uno de los empresarios regios más acaudalados, José Antonio Fernández Carbajal, apodado “El Diablo” de quien se dice que fue uno de sus principales financiadores.

Pero también hubo otro satanás, y éste sí con olor a azufre, el ex procurador general de Nayarit, Édgar Veytia Cambero, también motejado como “El Diablo”, quien fue detenido en los Estados Unidos y permanece preso en una cárcel del vecino país.

El ex fiscal, quien controlaba todas las actividades criminales en el estado, utilizaba su cargo no sólo para proteger a narcotraficantes, sino para participar de manera personal en el trasiego de droga, haciendo llegar a la Unión Americana toneladas de mariguana y cocaína lo que le redituó una fortuna superior a los 250 millones de dólares.

Al declararse culpable ante un juez de la corte de Brooklin, aceptó tener responsabilidad en los delitos de despojo de tierras, amenazas, extorsión, feminicidio, secuestro, desapariciones forzados y formar parte del Cártel de Jalisco Nueva Generación, durante su gestión al frente de la fiscalía.

Se dice que la participación de los dos “diablos”, fue determinante para llevar al “Bronco” a la gubernatura del estado en 2015, señalamientos que, hasta la fecha, no han sido desmentidos por Rodríguez Calderón.

Otro hecho que relacionó a Rodríguez Calderón con el narcotráfico, fue la detención de su hermano, Adex Caleb Rodríguez Calderón, en 2010, cuando “El Bronco” era alcalde del municipio de García.

Fue capturado por elementos del Ejército en un retén militar en la carretera Saltillo–Monclova, en posesión de un rifle Ak-47 mejor conocido como “cuerno de chivo”, así como una pistola Pietro Beretta, calibre .9 mm, además de 100 mil pesos en efectivo.

El hermano de “El Bronco” no pudo acreditar la procedencia legal del dinero, ni tampoco la portación de arma de uso reservado para las fuerzas armadas, por lo que se inició la averiguación previa AP/PGR/COAH/SALT-IV/21/D/2010.

Sin embargo ese no fue obstáculo alguno para que Adex Caleb, figurara posteriormente como uno de sus principales operadores políticos durante su campaña rumbo a la gubernatura de Nuevo León.

El 4 de noviembre de 2009, cuatro días después de asumir el cargo de presidente municipal de García, fue asesinado su secretario de seguridad pública, Juan Arturo Esparza García junto con sus escoltas, por un comando armado, hecho que a la fecha no ha sido debidamente aclarado.

El Bronco ha dicho que ha sido blanco de dos atentados, ha hablado del secuestro de su hija y ha responsabilizado al crimen organizado del asesinato de su hijo, aunque está última versión la cambió una vez que hizo pública su candidatura ya que anteriormente había declarado que su hijo había muerto en un accidente automovilístico en Galeana.

El 25 de febrero de 2011 al mediodía, Rodríguez Calderón salió ileso de un intento de asesinato por parte de un comando de sicarios que dispararon en contra de su vehículo. Murieron tres de los agresores y capturaron a otros dos. Tres de los agresores resultaron ex policías municipales.

Un mes después, el 29 de marzo, ocurrió un segundo ataque en contra de Rodríguez Calderón, perpetrado por cerca de cuarenta sicarios en varios vehículos en contra del auto en que se transportaba el presidente municipal. El incidente concluyó con la muerte de uno de sus escoltas y cuatro más heridos, mientras que Rodríguez Calderón salió ileso.

El Bronco acusó que ambos atentados habían sido planeados por el Cártel de Los Zetas, mientras que en corrillos se hablaba de un ajuste de cuentas entrte grupos del crimen organizado.

Cuando llegó al gobierno de Nuevo León, en octubre de 2015, la entidad tenía pendiente de solventar ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF) un total de mil 900 millones de pesos, de ellos 210 millones fueron herencia de José Natividad González Parás (2003-2009) y otros mil 690 millones de Rodrigo Medina de la Cruz (2009-2015), el mandatario priista que supuestamente El Bronco metería a la cárcel por actos de corrupción.

Antes de que extirpara la corrupción y retomara el control de las prisiones en Nuevo León, como lo había prometido, El Bronco enfrentó su primer escándalo por una licitación cuestionada y la muerte de al menos 49 reos en una de las peores masacres en la historia de Nuevo León.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here