Jesús Corona Osornio 

A lo largo de tres años hemos escuchado de una supuesta lucha contra la corrupción, sin que hasta la fecha haya resultados claros y concisos. Pero el discurso sigue, permea en los sectores más vulnerables de la población, quienes creen que, porque Emilio Lozoya está en la cárcel, existe una verdadera batalla en contra de la corrupción, se equivocan o son cómplices, la llegada de eso llamado 4T, no ha bajado los índices de corrupción. La corrupción goza de cabal salud.  

Cuando López desde la mañanera acusa sin pruebas y calumnia, es corrupción, cuando miente flagrantemente, es corrupción su gobierno ineficaz es corrupción.  

La estrategia de comunicación del austero de Palacio, es calculada para la distracción, para la polémica, una estrategia que busca desinformar y mantener a los críticos lejos del debate real. La salud de López es delicada, nadie informa, el propio pícaro de Palacio, solo balbucea anécdotas o esboza situaciones para la imaginación, nadie a ciencia cierta sabe de la realidad en la salud de López. Grave muy grave asunto para la salud de la República.  

Cuando decidieron incorporar a la señorita Vilchis para presentar la sección de desmentidos, la escogieron porque su timidez e ignorancia de la oratoria, la hacía lo mejor para el banquete de los distractores, cada aparente error de la empleada de Palacio, es parte de la estructura del discurso mañanero, esa chica no escribe lo que lee, es evidente.  

Pero ahí estamos discutiendo la pifia de la joven mujer cuya dignidad es inexistente, la usan nada más. Idea de Epigmenio Ibarra y Jesús Ramírez Cuevas. 

Así es como juegan con la esperanza de las personas, la trampa es con esos distractores, la victimización de López en lo que es experto, compenetran en los sectores que ellos necesitan, en los más vulnerables.  

La sobre diagnosis de la situación en el país 

Académicos, expertos, especialistas, periodistas, opinadores, columnistas y demás ciudadanos interesados, tenemos un diagnóstico de México de los graves yerros de López y su gavilla de corruptos gobernadores y funcionarios, pero nadie propone, la clase política lo único que hacen es cuidarse de no caer en las garras de Hacienda y sus brazos ejecutores, la UIF o el SAT.  

Ciertamente no es función del periodismo presentar soluciones, el periodismo debe mostrar la realidad, y eso hacemos. Pero partiendo del periodismo de opinión, podríamos esbozar algunas ideas. Porque hasta el día de hoy, lamentablemente, se discute de las frivolidades de la mañanera, de la temblorosa voz de la señorita. Vilchis o de si los pantalones de López están muy largos o de cualquier cosa, pero no hacemos propuestas.  

México nación habrá de requerir cambios profundos en las instituciones de justicia, crear nuevamente instituciones autónomas que den contrapeso a la Presidencia.  

Que el presidente ya no proponga a los ministros de la Suprema Corte, reducir el número de diputados y senadores y hacer lo propio en los congresos locales, reducir las prerrogativas a los partidos políticos.  

Crear desde cero nuevos organismos para la defensa de los DDHH, en fin, hay mil cosas por proponer.  

Fuga de Información  

Se dice que, en breve Ricardo Monreal Ávila, coordinador parlamentario de Morena en el Senado será destituido y su lugar sería ocupado por César Cravioto. 

 Comentan que la guerra entre Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum que se da entre sus equipos, es una guerra pérdida para el canciller. En reportajes pagados o de compromiso la señora Claudia pretende vender una imagen de erudita, experta, científica y ser humano ejemplar. Marcelo, no, no tiene acceso a esas canonjías.  

Se habla que la suerte de Cuauhtémoc Blanco es muy distinta a la de Cuitláhuac García gobernador de Veracruz, al primero le falta el apoyo de López al segundo le sobra.