La corrupción también se da por omisión, por no tener rigor a la hora de escoger a las personas adecuadas, con conocimiento profundo y particular, para que ocupen cargos de vital importancia. Ya no hay cabida para el compadrazgo y el amiguismo que le ha hecho tanto daño al país y la Cuarta Transformación, según los discursos pronunciados por toda la República por Andrés Manuel López Obrador, va a terminar con esas prácticas.

Ya no debe haber simulación en la honradez y honorabilidad de los funcionarios para ser nombrados, eso debe quedar trascendido, simplemente se debe cumplir con lo establecido en la Ley. Tampoco basta la honorabilidad para hacer una adjudicación directa y dejar de lado las licitaciones y sus mecanismos que tardó años en ser construidos.

La transparencia y responsabilidad debe ser primero, así lo debe entender el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien anunció que enviará al Senado sus propuestas para ocupar las vacantes de consejeros de Petróleos Mexicanos.

Edmundo Sánchez Aguilar, quien también estuvo en las ternas para integrarse a la Comisión Reguladora de Energía, Juan José Paullada y José Eduardo Beltrán Hernández, quienes serán analizados por el Congreso para ocupar las vacantes de consejeros en la empresa productiva del Estado.

Nunca más improvisados con máscara de buenas personas, eso no basta, no es suficiente para hacer un buen trabajo que demanda conocimiento especializado, ya no se puede equivocar señor presidente.

Nosotros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here