El tiempo ya se cumplió, llegamos a casi siete meses de que Andrés Manuel López Obrador tomó las riendas de la presidencia. Uno de los principales reclamos y compromisos de la campaña fueron la seguridad, y llenar al país de la paz social, esa que perdimos hace varios años.

El Congreso de la Unión le pasó el proyecto de la Guardia Nacional, con algunas acotaciones, pero ya tiene el marco jurídico que necesitaba para enfrentar a la delincuencia organizada, al narcotráfico. Ya no puede titubear ni quejarse del paquete que le dejaron, porque ya es su responsabilidad, asúmala presidente.

La Guardia Nacional debe utilizarse para lo que fue creada, combatir al crimen, no es una policía antiinmigrante como se pretende utilizar. Se debe ser firme señor presidente y no darle gusto a los Estados Unidos, porque no se puede servir a dos amos, y en todo caso su compromiso es con los mexicanos.

Las herramientas ya están listas y se las proporcionaron, se debe ser prudente y actuar con cautela con los migrantes porque es un derecho humano. Pero implacable con la delincuencia que es su objetivo, muchos quieren que se equivoque entre ellos Donald Trump, no les haga el trabajo sucio, porque si se equivoca costará más sangre.

Nosotros… 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here