Autoridades de Durango reportaron la muerte número 36 por el brote de meningitis en cuatro clínicas privadas del estado.

La más reciente víctima es Ana Laura Delgado, de tan solo 28 años de edad y quien deja en la orfandad a tres menores de edad.

La joven contrajo la meningitis en el Hospital San Carlos, al ser sometida a una cesárea porque su bebé tenía el cordón umbilical enredado en el cuello.

Tras detectársele meningitis Ana Laura fue trasladada al Hospital 450 donde permaneció dos semanas en terapia intensiva antes de morir.

Derivado de las muertes por meningitis 71 niños han quedado huérfanos.