El premio Pritzker, la más alta distinción del mundo de la arquitectura, fue otorgado el martes al arquitecto burkinés Diebedo Francis Kere, anunciaron los organizadores.

Kere fue premiado por sus diseños «pioneros» que son «sostenibles para la Tierra y sus habitantes en terrenos de extrema escasez», dijo en un comunicado Tom Pritzker, presidente de la Hyatt Foundation que patrocina el evento.

Con doble ciudadanía de Burkina Faso y Alemania, Kere es el 51º receptor del prestigioso premio. Es conocido por construir escuelas, centros de salud, viviendas, edificios cívicos y espacios públicos en muchos países de África, entre ellos Benin, Burkina Faso, Malí, Togo, Kenia, Mozambique y Sudán.

«Es tanto un arquitecto como un servidor, pues mejora las vidas y experiencias de innumerables ciudadanos en una región del mundo a veces olvidada», dijo Pritzker.

El texto agrega que Kere «empodera y transforma a las comunidades a través del proceso de la arquitectura», diseñando edificios «donde los recursos son frágiles y la colaboración es vital».