El diagnóstico oportuno y el acceso al tratamiento para todos los pacientes que padecen esclerosis múltiple en México son los principales retos del país ante esta enfermedad, consideró una especialista.

“El diagnóstico tardío de la esclerosis múltiple trae consigo consecuencias graves para las personas que desarrollan el padecimiento, ya que tienen mayor riesgo de presentar comorbilidades agudas y crónicas”, dijo a Efe la neuróloga Laura Ordoñez, en el marco del Día Mundial de esta enfermedad, que se conmemora cada 30 de mayo.

La especialista explicó que la esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa, progresiva y crónica, que se produce cuando el sistema inmunológico ataca la mielina que recubre y protege las neuronas, provocando daños al cerebro y la médula espinal, lo que puede derivar en la discapacidad de alguna parte del cuerpo.

A nivel mundial, se estima que este padecimiento afecta a 2.5 millones de personas, mientras que en México aproximadamente hay unos 20 mil pacientes.

“La importancia de conocerla es que es la primera causa no traumática de discapacidad en adultos jóvenes”, manifestó la experta.