Dos jueces federales desecharon hoy sendos amparos que buscan impugnar el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Los jueces Décimo Primero y Décimo Sexto en Materia Administrativa, Agustín Tello y Gabriel Regis, desecharon por notoria improcedencia las demandas promovidas por Emilio Álvarez Icaza, senador independiente, y la asociación Derechos Humanos y Litigio Estratégico Mexicano.

Los amparos cuestionaban la sesión del pasado 7 de noviembre, en la que el Pleno del Senado designó a Piedra con solo 76 de los 116 votos emitidos, aparentemente suprimiendo dos de los sufragios en el conteo final para lograr las dos terceras partes que requiere la Constitución.

Los jueces no publicaron sus sentencias, pero los desechamientos eran previsibles, pues el criterio tradicional del Poder Judicial ha sido que no puede revisar, por medio de amparos, los procesos de nombramiento de este tipo, que son facultad soberana del Poder Legislativo.

Sin embargo, los inconformes pueden promover recursos de queja contra los desechamientos, y solicitar a la Suprema Corte de Justicia que los atraiga, lo que permitiría revisar si los actuales ministros siguen manteniendo esa postura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here