Un tren de pasajeros descarriló este miércoles cerca de la localidad de Stonehaven, en el noreste de Escocia.

Las autoridades confirmaron que el accidente dejó tres personas muertas, presuntamente, una de ellas era el conductor del tren.

Treinta vehículos de los servicios de emergencia, incluida una ambulancia aérea, trabajan en el lugar del siniestro.

Equipos de la Policía de Transporte Británica, servicio de ambulancias, Bomberos y la Policía de Escocia se mantienen en el lugar.

En las imágenes difundidas por la cadena BBC, se puede ver una gran columna de humo y como siguen llegando vehículos de emergencia hasta la zona.