El lado positivo de la pandemia de COVID-19 es el desarrollo tecnológico reflejado en la producción de vacunas, no solo contra el SARS-CoV-2 sino también para otras enfermedades, consideró el doctor Malaquías López Cervantes.

El también académico de la Facultad de Medicina de la UNAM afirmó que todas las vacunas desarrolladas hasta ahora contra COVID-19 funcionan.

Nos podemos adherir a la idea de que la mejor vacuna es la que nos pongamos, no importa exactamente cuál sea”, destacó.

Sin embargo, reconoció que por las variantes y mutaciones descubiertas, parecería que la desarrollada por Moderna tiene ventaja mientras que en el lado opuesto estaría la de AstraZeneca.

En el ínter no sabemos muy bien qué va a pasar con las mutaciones que tiene el virus y qué tanto van a cambiar el escenario, pero, en lo general, podríamos esperar que las vacunas sigan funcionando en la medida en que las nuevas variantes no cobran dominio del escenario internacional”, añadió.