La Redacción

Miembros del Partido del Comerciante Popular y Trabajador No Asalariado en la Ciudad de México señalaron que Margarita Saldaña, alcaldesa de Azcapotzalco, emitió un acuerdo que somete las actividades comerciales y servicios en la vía pública y espacios públicos, como impedirles trabajar los días martes y levantar los puestos día a día.

Debido a esto los comerciantes decidieron manifestarse en contra de estas injustas medidas, frente a la alcaldía y los miércoles de audiencia pública, lo que ocasionó amenazas, persecución y represión en contra de dirigentes y compañeros, hasta el pasado 25 de octubre que se les dio una mesa de atención el 31 de octubre, donde en la alcaldía se comprometieron a resolver diversas demandas de las organizaciones.

“Sin éxito las del comercio en vía pública, entre estas las de la suscrita Maria Olarte Herrera, dirigente del Movimiento Organizado de Trabajadores No Asalariados Azcapotzalco (MOTAA), que sin regularizarnos en el Sistema de Comercio en Vía Pública (SISCOVIP), se me despoja de mis mercancías y puestos, el 24 y 27 de diciembre de 2022, presumiblemente por servidores públicos de la Alcaldía Azcapotzalco, toda vez que no se acreditaron, ni anunciaron procedimiento administrativo alguno”, expresó la afectada.

Además, el pasado diciembre los comerciantes afectados denunciaron los hechos ante la Fiscalía para la Investigación de los Delitos Cometidos por Servidores Públicos, por el delito de abuso de autoridad y robo. Los integrantes del partido acusan de hostigamiento y represión a María Teresa Pérez Bernal y José Jesús Bernal, quienes encabezaban la subdirección de espacios públicos de Azcapotzalco.

“La alcaldesa nos dijo que por ningún motivo se sentara a hablar específicamente con lideres u organizaciones sociales personalmente y que cualquiera que se involucre en un movimiento y quiera presentase en la alcaldía, tendrá su consecuencia”, comentó María Olarte.

Los afectados explican que sufren extorsiones por parte de los funcionarios de la alcaldesa, las multas para los comerciantes varían de acuerdo al comercio, puede ir de los cien a mil pesos semanales: “Sobre la Avenida Azcapotzalco pasan los pseudo inspectores que nunca se identifican, pero pasan por su diezmo, es un secreto a voces”, aseguran los afectados.