Los  defensores públicos federales podrán brindar asesoría, representación y defensa a mujeres y personas gestantes que hayan sido sujetas a procedimiento por el delito de aborto.

Lo anterior fue ordenado por el Pleno del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) al Instituto Federal de Defensoría Pública (IFDP), tras la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de declarar  inconstitucional la penalización del aborto.

Como lo anunció ayer en conferencia de prensa, Arturo Zaldívar, ministro presidente de la Corte, propuso al Pleno del CJF que los defensores del IFDP representen a las mujeres y personas gestantes que estén siendo procesadas, hayan sido sentenciadas o pretendan ser imputadas por el delito de aborto, particularmente a las personas más vulnerables y marginadas del país.

Con estas nuevas atribuciones, el IFDP también podrá asesorar, representar y defender a las familias víctimas de feminicidio.

Estas acciones forman parte de la agenda de género que ha impulsado Zaldívar Lelo de Larrea en el Poder Judicial de la Federación (PJF) para lograr una auténtica igualdad entre mujeres y hombres, pero también para representar a las personas marginadas del país a través de una defensa pública adecuada, accesible, incluyente y de calidad.