Aquiles A. Prieto.

(Investigación Especial)

Ciudad de México.–  Con el arranque de las candidaturas para dirigir el Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE, se desataron los golpeteos entre propios y extraños, una vez que se ha filtrado que desde el despacho del Director del Instituto, Pedro Zenteno, hay blindaje para imponer un dirigente a modo de la administración y afín a Morena y a la 4T.

Una vez que termina en este mes el segundo periodo de la gestión de Luis Miguel Victoria Ranfla, al frente del SNTISSSTE, y ya emitida la convocatoria para elecciones del nuevo Comité Ejecutivo Nacional el próximo miércoles 25 de este mes, se soltaron los demonios por todos lados, en las clínicas, hospitales y centros administrativos en la disputa por el poder sindical.

Ya se reflejaron los primeros indicios de los manejos, dineros y apoyos en una de las candidaturas como la de Hilario Ramírez Chávez (a) “El Negro”, quien fungió como Vicepresidente del CEN del SNTISSSTE, quien ya empieza a lucir las poses propias de la transformación, soberbia y la prepotencia que otorga el poder económico que se refleja en viajes en avión VIP, desayunos en restaurantes “fifi”, hospedaje en hoteles cinco estrellas, manejo de oficina de campaña, camionetas blindadas tipo narco  y propio de los líderes “charros”, que arrojan sumas importantes que no los cubre con su sueldo de trabajador del ISSSTE,

Así lo denunciaron trabajadores de los hospitales 20 de Noviembre y del Hospital Regional Zaragoza y Oficinas Centrales Buenavista, consultados por separado para obtener una radiografía de lo que viene en la elección de líder nacional en el SNTISSSTE, donde Hilario Ramírez Chávez, encabeza la planilla Verde.

Ponen el dedo sobre este personaje, al señalar que: “…de borrachín va para candidato al SNTISSSTE”, sin importar “traicionar” a propios y extraños que ha sido su constante,  rescatado por Luis Miguel Victoria Ranfla, luego de enfrentar severos problemas de alcoholemia siendo integrante de la Sección 1, cuyas francachelas dejaron huella en un restaurante bar de por Avenida Juárez, muy cerca del Monumento a la Revolución, de donde salía de “aguilita” ayudado por amigos para llevarlo a su departamento en la colonia Guerrero.

En la Sección 1, maniobró para operar en contra de Ernesto Medel, su gran “amigo” al que le dio vuelta para imponer a la actual dirigente Alicia “N”, ligada a Hilario Ramírez Chávez, ambos ocuparon por un tiempo una oficina en el entonces edificio de la Confederación de Organizaciones Populares (CNOP), frente al Monumento a la Revolución, porque no tenían lugar para hacer base.

Revelan a este reportero, que estando como dirigente del SNTISSSTE José Luis Rodríguez Camacho, a principios del 2010, Hilario Ramírez Chávez, originario del Estado de Guerrero, le presenta a Alicia “N” para lograr el apoyo y hacerla Secretaria General de la Sección 1, y entonces él encuentra acomodo como Vicepresidente en el actual CEN, que la abre la puerta para operar otra traición más a quienes lo apoyaron…

En la otra esquina se encuentra la candidata por la Planilla Azul, la Doctora Norma Liliana Rodríguez Argüelles, quien también forma parte del CEN, como Secretaría de Finanzas, en este último periodo de la gestión de la dirigencia de Luis Miguel Victoria Ranfla, con unos 78 mil afiliados en todo el país, siendo este sindicato uno de los más fuertes e importantes en la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), que lidera Joel Ayala Almeida.

Esta candidata ha sido cuestionada por gente de Hilario Ramírez, de no entregar cuentas por años, en un afán de golpetear su candidatura, pese a que todas las finanzas ha señalado están en los informes del CEN, sin embargo, ya desató la “guerra sucia”, porque sus huestes se ufanan de que: “..Hilario es el candidato de Morena y nadie lo baja”.

UNIDAD ENDEBLE, HILARIO VA POR LA LIBRE

De acuerdo a la información obtenida entre los trabajadores del ISSSTE, ya se dieron los primeros encontronazos por el poder sindical, puesto que trascendió qué en una reunión privada, en aras de la unidad sindical, se propuso evitar divisiones, sin alcanzar el consenso pese a que la doctora Norma Liliana, ofreció hacerse un lado para buscar la unidad, situación que Hilario Ramírez Chávez, desdeñó sin importar que el sindicato se facture.

Y esto ha llegado a filtraciones de información qué desde el despacho de Pedro Zenteno, actual director general del ISSSTE, y quien también tiene aspiraciones por la candidatura de Morena a la gubernatura del Estado de México para 2023, hay ligas para apoyar la campaña de Hilario Ramírez Chávez, tal como quedó demostrado el pasado domingo al hacer un mitin frente a las oficinas del ISSSTE en Buenavista, con todo el respaldo oficial.

Los trabajadores revelaron que es el candidato de Morena y la 4T a dirigir al SNTISSSTE, es un candidato “títere” que quieren para poder pisotear los derechos de los trabajadores, sin que nadie se interponga, por lo que ya circulan en redes sociales informaciones sobre Hilario, donde aparece en fotografías con textos que señalan: “…cuando le convino ser del PRI apoyó a ese partido, ahora dice ser de Morena”.

Y continúa: “…cuando prometió velar por los intereses de los trabajadores se ausentó por años y le echó la culpa a la pandemia”, en un señalamiento más directo: “…es responsable del desabasto de uniformes por falta de sus gestiones, así como una nulidad en temas de organización y desconocimiento de la problemática real de cada servicio y centros de trabajo”.

Asimismo, le indilgan: “…Si como vicepresidente no hizo nada, te imaginas como hundirá a nuestra organización sindical y a los trabajadores” y remata la información en redes sociales: “…no tiene vergüenza ahora aspira a dirigir nuestro sindicato, pero el poder radica en nuestro voto, no dejemos que este vende patrias nos destruya”.

Lo que está en juego no sólo es el poder sindical, sino todo lo que representa una institución como es el ISSSTE, que es pilar fundamental para la salud de los trabajadores al servicio del Estado, que se ha convertido en un apetitoso “botín”  para la administración de Pedro Zenteno, un morenista a conveniencia que fue destituido en plena pandemia por su ineficiencia para atender los problemas de falta de insumos, manejo de recursos humanos y tráfico de influencias, porque llegó a proteger a la sobrina del siniestro Senador de Morena, Félix Salgado Macedonio, señalado como acosador sexual que lo llevó a perder la candidatura a la gubernatura de Morena y que finalmente metió a su hija a la contienda para entronizarla.

En ese tiempo de pandemia (agosto 2020), siendo Pedro Zenteno, subdirector de Administración y Finanzas del ISSSTE, protegió a Zulma Carvajal Salgado, (sobrina de Salgado Macedonio), quien fungía como subdirectora de Recursos Humanos en el Hospital Regional 1º. De Octubre, donde se inundaron pisos y se afectó equipo quirúrgico, además de la falta de insumos para atender a los enfermos por el Covid-19, siendo una virulenta reacción de la funcionaria, que derivó en su remoción, pese al tráfico de influencias, nepotismo y corrupción que según el Presidente de la República, ya se había erradicado.

Los trabajadores señalaron que ahora vienen vientos huracanados, porque Hilario trae toda la línea de Morena, con apoyo y recursos que se reflejan en comidas en restaurantes “fifis”, viajes VIP en aerolíneas, traslados en camionetas blindadas como las que las que usan lo narcos, atrás quedaron esas francachelas en aquel restaurante bar de mediana estampa de Avenida Juárez, dónde lo llevaban de “aguilita” a su departamento de la colonia Guerrero, comentaron fuentes confiables que estuvieron en esas reuniones.

El golpeteo ya está en todo lo alto, van la planilla Verde, que encabeza Hilario Ramírez Chávez y la planilla Azul, de la doctora Norma Liliana, en un sindicato de suma importancia para la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), que lidera Joel Ayala Almeida, que empieza a ser socavado por apetitos que lo mismo venden su conciencia a un partido que a otro, donde está en juego el destino de los más de 78 mil trabajadores del SNTISSSTE, denunciaron los trabajadores de los diferentes centros laborales.

Ya en el equipo de Hilario Ramírez, se empiezan a colgar de su candidatura personajes del sindicato del ISSSTE, que estuvieron en otras gestiones, como José González Cedillo, que fungió como secretario de Prensa, en el sindicato en la época de José Luis Acosta Herrera, por cierto un divisionista que trató de fisurar la FSTSE, tratando de conformar un frente con otros sindicatos para oponerse a la gestión de Joel Ayala Almeida, cuyos intentos fracasaron, quedando registrados como “traidores” a los trabajadores, con lo que señalaron que seguramente llegarán emisarios del pasado para buscar posiciones sindicales, todo concluirá en el Congreso Nacional Ordinario donde se entronizará al nuevo dirigente.