Luis Mena Pantoja 

Caminos de agua (2022), de la escritora costarricense Oriana Ortiz Vindas, es un libro de cuentos fantásticos, emotivos y ágiles, en su mayoría breves y de fácil lectura, protagonizados por mujeres que tienen experiencias extraordinarias con finales inesperados.  

Alicia Sabater, Azucena y Jorge, El Amatista, Tito y Un día sin memoria, son los títulos de los relatos que conforman esta emocionante obra literaria, publicada dentro de la Colección Fausto por la Editorial Club de Libros, en San José, Costa Rica. 

“Son cinco historias donde podemos encontrar relatos de piratas, mujeres que habían muerto y no se habían dado cuenta, mujeres que se transforman en animales o en nahuales; mujeres que además reconocen su ciclicidad. Dentro de estos diferentes recorridos hay una manera de sumergirse muy visceral, muy caótica, muy emotiva, muy sensible, que tiene que ver con esta naturaleza femenina, que es más salvaje que la que tradicionalmente se nos atribuye. La que naturalmente fluye por nosotras tiene que ver con esta ciclicidad, que es latente en nuestra corporalidad”, explicó la autora. 

Oriana Ortiz detalló que este libro, que contiene cinco cuentos, nació durante la pandemia por el SARS-CoV-2, y refleja parte del mundo interior de las mujeres -que surge de su naturaleza cíclica y va más allá de las construcciones sociales-, caracterizado por presentar transiciones, con momentos en que desean estar dentro de su realidad interna y otros en que son más extrovertidas en su interacción con el entorno.  

“Estas protagonistas asumen sus vidas desde un lugar que quizá socialmente es censurado y que tiene que ver con esta necesidad de buscarse y de retarse, de fracasar y volverlo a intentar. La invitación a las personas lectoras es que puedan leerlo, dejarse seducir sin juicios previos, sin estereotipos, sin miramientos y que nada más puedan disfrutarlo desde un lugar de mucho placer”, expresó la escritora y periodista.  

Dentro de los cinco cuentos que presenta esta obra literaria sobresale La Amatista, el relato más amplio y que se ubica como el corazón del libro. La protagonista es Marina, una hermosa pirata y hábil alquimista, dedicada a la producción de joyas, utilizando oro, ámbar, rubíes, perlas, amatistas y esmeraldas, entre otras piedras preciosas, que recolecta durante sus viajes y que trabaja a través de procesos químicos aderezados de danzas y rituales mágicos.