Los cuatro consejeros que concluyen su periodo el próximo viernes se despidieron este miércoles del Consejo General del Instituto Nacional Electoral.

Durante una hora, consejeros y representantes de partidos reconocieron el trabajo y diferencias que mantuvieron con Pamela San Martín, Benito Nacif, Marco Baños y Enrique Andrade.

Ellos tuvieron una despedida singular, pues fue vía remota, dado que ante la pandemia por Covid-19 no pudieron sesionar en el salón de plenos, además de que, por esa misma razón, algunos ya dejaron sus oficinas.

«Nunca me imaginé que concluiría mis actividades aprobando un acuerdo que difiere un proceso electoral, pero estamos en un momento en que tenemos que ser solidarios.

«Ahí les encargo al Instituto Nacional Electoral, hay que seguir trabajando para que sea una institución autónoma, imparcial frente a los partidos políticos y tentaciones del poder», dijo desde su oficina ya vacía el consejero Marco Baños.