Ma Zhen, vocero de la embajada de China en México, señaló que no existe ninguna razón para pensar que el crecimiento del país asiático representaría un daño para los países de América del Norte.

La respuesta se da después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la cumbre trilateral señalara la necesidad de fortalecer las economías de México, Estados Unidos y Canadá para hacer frente comercial a China.

En entrevista, el representante de China en México rechazó que se trate de un daño a la economía de las tres naciones.

“En realidad, China y Norteamérica están vinculados en la cadena productiva internacional. Somos más socios que competidores, tenemos mucha complementariedad económica, basta con ver el comercio entre China y México, que ha experimentado un importante aumento en los últimos años, tanto en la exportación como en la importación”, apuntó el diplomático.

Aseguró que los insumos que México exporta a China fortalecen la industria maquiladora y se convierten en otros bienes de exportación a más países.