• Se ubica en 2 billones 476 mil 116 millones de pesos 
  • Ha sido manejada con responsabilidad, dice reporte 
  • Fue estabilizada la producción de petróleo crudo 

Juan García Heredia 

La deuda financiera total de Petróleos Mexicanos (Pemex) sumó dos billones 476 mil 116 millones de pesos al 30 de septiembre de 2020, lo cual representó un incremento de 24.9 por ciento con respecto a la cifra observada al cierre de 2019, según datos de la empresa a cargo del gobierno federal. 

En base a datos contenidos en el reporte de resultados de Pemex al tercer trimestre de 2020, tal aumento se debió a los montos utilizados de las líneas de crédito, así como a la depreciación en el tipo de cambio en el periodo. 

No obstante, dicho informe muestra optimismo al señalar que “la deuda se ha manejado de manera responsable y se han implementado criterios de eficiencia y racionalidad en el gasto de la empresa. Hoy se hace más actividad productiva con menos recursos de inversión”. 

Respecto a su resultado neto, la petrolera nacional establece que entre julio y septiembre de 2020 hubo un rendimiento neto de mil 411 millones de pesos, comparado con una pérdida de 87 mil 858 millones de pesos en el tercer trimestre de 2019. “Esto se explica principalmente por el rendimiento en instrumentos financieros derivados y la utilidad cambiaria generada en el trimestre, comparado con pérdidas en ambos rubros en el tercer trimestre 3T19 (tercer trimestre de 2019)”. 

Adicionalmente, señala el documento, después de 14 años consecutivos de caídas de la producción de petróleo se logró estabilizarla “y ya estamos en una senda de crecimiento de la producción y reservas de petróleo, un logro para los técnicos de la empresa”. 

De hecho, el reporte deja ver que en el periodo enero-septiembre de 2019 la producción de petróleo crudo en Pemex fue de un millón 681 mil barriles diarios, mientras que para el mismo lapso de 2020 subió a un millón 690 mil barriles al día. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here