• Aumenta desempleo y pobreza
  • Presiona EU para abrir la economía

Fernando Pérez Chávez

La miopía del presidente Andrés Manuel López Obrador, hundirá a México porque no podrá superar la crisis económica que dejará la pandemia del coronavirus, que provocó que en abril el país perdiera 555,247 empleos formales y que dejará más de 10 millones  de mexicanos en pobreza extrema, los cuales no podrá cubrir con  sus programas sociales electoreros.

No obstante, esta grave situación el presidente se ha negado a contemplar algún apoyo para los empresarios, porque considera que esas medidas de rescate de los pasados gobiernos neoliberales no volverán a ser utilizadas, pese al fracaso de su programa de créditos a la palabra, implementado por el IMSS, para microempresarios.

Según López Obrador se tenía pensado otorgar un millón de créditos, pero de acuerdo al director del IMSS, Zoé Robledo sólo se ha entregado 141, 965 a los dueños de los pequeños negocios, pero no han soluciona el problema económico con los 25 mil pesos que reciben y por esa razón la mayoría de los 650 mil pequeños establecimientos han desairado el apoyo.

En otro orden de ideas López Obrador, presumió que su administración emprendería diversas acciones para crear dos millones de empleos para finales de 2020 y la verdad el objetivo del mandatario no se ve lejano sino imposible, porque las empresas siguen recortan sus plantillas de personal por su falta de liquidez y no ha dado a conocer ningún plan.

Por otro lado, aunque lo crea el presidente, la previsión de crecimiento económico para este año será negativa, entre un 6 por ciento y un 9 por ciento, como consecuencia del paro de actividades por el avance del coronavirus el cual supuestamente domo el mandatario mexicano, pero esta es la mayor pérdida de empleo en México desde que se hace el registro del dato, hace más de 20 años.

Finalmente ante e nulo apoyo del gobierno federal, la Coparmex y otras empresas de la Iniciativa Privada han buscado por su cuenta ayudas a través del Banco Interamericano de Desarrollo, el cual ofreció créditos a las empresas de diversos tamaños, para evitar que el desempleo alcance el millón de personas en los próximos meses; mientras tanto, López Obrador se concentra en planear la reapertura de la economía mexicana en función de la supuesta evolución de la pandemia en México, debido a la presión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here