Fernando Pérez Chávez

#No Será la Solución: Silvano Aureoles#.

Ahora a Quien Culpara Andrés Manuel.

Llega la Guardia Nacional a Michoacán, pero no será la solución a la violencia y a la inseguridad que ha azotado al estado, durante los últimos 15 años, a partir de los gobiernos perredistas, primero de Lázaro Cárdenas Batel y de Leonel Godoy Rangel, continúo en el gobierno priísta de Fausto Vallejo Figueroa y con Silvano Aureoles Conejo se ha agudizado.

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo tiene razón cuando afirma que la llegada de la Guardia Militar a la entidad, no será un remedio mágico para acabar con la inseguridad, pero será de mucha ayuda, amén de que el estado y los municipios tendrán que hacer su parte en cuestión de seguridad para que funcione.

A Michoacán serán 4 mil 500 los efectivos los que llegarán y que serán distribuidos en las nueve regiones que conforman el estado y para Morelia serán 600 los elementos que buscarán frenar la ola de violencia que ha superado al gobierno municipal de Raúl Morón Orozco y tendrán su cuartel general en la Unidad Deportiva Bicentenario.

El mandatario michoacano estuvo en la ciudad de México ayer domingo en la ceremonia de Revista de la Entrada de la Guardia Nacional que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, el cual responsabilizado al gobierno anterior del priísta Enrique Peña Nieto de la galopante inseguridad que priva en el país.

Sin embargo, López Obrador con la Guardia Nacional creada por su administración inicia una nueva era con la finalidad, de acabar la seguridad en el país y en su primera etapa, entran en funciones 70 mil elementos en 150 regiones del territorio nacional y en una segunda etapa se pretende llegar a 150 mil para 266 regiones, según Alfonso Durazo Secretario de Seguridad Pública.

Por otro lado, de acuerdo a la información del Sistema Nacional de Seguridad, en los primeros seis meses de la administración de Andrés Manuel López Obrador, se registraron más de 17 mil muertes, cifra superior a los primero seis meses de los ex presidente Felipe Calderón Hinojosa del PAN, el cual le declaró la guerra al narco y del priísta Enrique Peña Nieto.

Finalmente López Obrador ha minimizado los datos y presume que a pesar se acababa el Narco, que se redujeron los decomisos de drogas y que con los apoyos mediante becas a los jóvenes, entre otros programas, pero la gente están inconforme con su gobierno y precisamente ayer marchas en varios estados del país, porque no están de acuerdo con su gobierno de ocurrencias y pifias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here