Fernando Pérez Chávez

  • Y no Habrá Toque de Queda
  • López Obrador Genera Confusión

En México no habrá toque de queda, a pesar de que se declaró el lunes el estado de emergencia sanitaria por la COVID-19 y de que se extendió la suspensión de actividades no esenciales en el sector público y privado hasta el próximo 30 de abril, 10 días más de lo previsto en el país, porque esa fue la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador.

 Ante esa situación en el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, apelaron a la responsabilidad de los ciudadanos, como si fuese una sugerencia, pese al endurecimiento del discurso debido a que viene lo peor de la pandemia y generado mucha confusión.

Y las implicaciones y los pormenores del plan no están claros y menos cuando el presidente López Obrador, no cumple con las recomendaciones del sector salud para evitar el contagio y la propagación del coronavirus y hace caso omiso a la sana distancia y a quedarse en casa como exige López-Gatell a los mexicanos.

Sin embargo, México registra ya 28 muertos y 1.094 casos de coronavirus y en sólo 24 horas hubo ocho decesos y 101 contagios más y ante el aceleramiento de los contagios, el gobierno federal ha decidido aplicar estas medidas más drásticas y se exhorta a todas las personas en territorio mexicano a que se resguarden en sus casas ante la epidemia, con especial énfasis para la población mayor de 60 años, mujeres embarazadas y otros grupos de riesgo.

Por otro lado, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a los empresarios a pagar los salarios de los empleados durante la emergencia y evitar litigar en tribunales, luego de que Marcelo Ebrard, advirtió sanciones severas para las empresas que no cumplan con los pagos que van desde multas, clausuras hasta cárcel si no acatan las medidas se tornan obligatorias.

Finalmente, el gobierno federal hace oídos sordos y parece indiferente a la exigencia de la Iniciativa Privada, ante la exigencia de la emisión de un decreto de medidas fiscales para enfrentar la emergencia que se amplió hasta el 30 de abril del año en curso, que han tomado gobiernos de otros países e incluso gobiernos estatales.