El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) está dejando atrás las largas filas y de pasajeros y salas de espera llenas después de que durante varios días se cancelaran decenas de vuelos.

El 5 de enero iniciaron los problemas en diversas aerolíneas por contagios de COVID-19 entre miembros de sus tripulaciones, lo que las orilló a cancelar vuelos.

En un plazo de cinco días Aeroméxico canceló más de 260 vuelos.

Para este 11 de enero las operaciones aéreas se han normalizado con pocos vuelos afectados.

En su página de internet Aeroméxico informa que para este martes se tienen modificaciones en 54 vuelos, en tanto que para el miércoles 30 vuelos se verán afectados.