La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) declaró una ‘alerta sanitaria máxima‘ por los riesgos a la salud que representan los vapeadores.

Cofepris advierte que el acetato de vitamina E, sustancia que sirve de aditivo en la fabricación de cartuchos para vapeadores, podría causar enfermedad pulmonar.

Lo anterior porque cuando se calienta en los cigarrillos electrónicos se forma un ceteno, que es un compuesto reactivo con potencial de ser un irritante pulmonar.

Dicha problemática se observó en Estados Unidos a partir de septiembre de 2019 derivado de enfermedades asociadas al uso de cigarrillos electrónicos o vapeadores.

Desde entonces se han registrado más de 2 mil 500 hospitalizaciones y hasta 57 muertes reportadas en la primera semana de enero de 2020, la mayoría de jóvenes y con uso tanto de nicotina como de tetrahidrocannabinol y cannabidiol.

La Cofepris resalta que en México ningún producto catalogado como vapeadores o similares cuenta con la autorización sanitaria correspondiente ni reconocimiento alguno de la Secretaría de Salud como producto de riesgo reducido o como alternativa para dejar de fumar.