CIIE reitera el compromiso chino de compartir los frutos de la globalización económica

0
25

China ofrece un entorno amigable para aquellos aquejados por políticas comerciales arbitrarias y desfavorables.

Pese a que las embestidas encabezadas por el Brexit o por la Administración Trump contra el libre comercio han ralentizado el proceso de la globalización económica, lo cierto es que el entorno político y empresarial de China, marcado por un espíritu de reforma y apertura, encierra sinergias que fortalecen la tendencia hacia un mundo económicamente interconectado. No es una realidad fortuita sino que, por el contrario, responde a la construcción de estructuras legales que facilitan la ejecución de negocios con el mundo.

La segunda edición de la Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE por sus siglas en inglés), que se celebra del 5 al 10 de noviembre en Shanghai, encierra tanto el compromiso de China como el interés de una amplia mayoría de países para desarrollar intercambios comerciales que redunden en un crecimiento económico sostenible. Estas acciones, apuntaladas por marcos políticos adecuados, hacen de China un dinámico reducto comercial para aquellos aquejados por entornos desfavorables o por políticas arbitrarias exógenas.

En China se celebran anualmente numerosas ferias y exhibiciones comerciales a las que asisten representantes de todo el mundo. A la CIIE la distingue el apoyo del gobierno central, puesto que en ella están implícitos los valores de un proyecto económico que anima a la participación activa y constante de un comercio multilateral con China. La apertura gradual y creciente, que ha sido anunciada repetidamente por la presente administración en foros internacionales, se hace presente en Shanghai, un espacio en el que el gigante asiático, como figura importadora, invita al mundo a sumarse a una fuerza que modele y tonifique positivamente la globalización económica del planeta.

La CIIE encarna el amplio interés internacional por desarrollar más y mejores intercambios comerciales con China. La participación de más de 3.000 empresas, que proceden de más de 150 países y regiones, evidencia que este foro comercial, al que se suman cada vez más expositores, está minando a aquellas fuerzas atrincheradas en nichos proteccionistas. En este gran evento promotor, figuras empresariales de todo el mundo pueden, más allá del establecimiento mismo de convenios, acrecentar su imagen e influencia, ofrecer innovadores conceptos y, finalmente, probarse a sí mismos en un mercado prometedor, pero culturalmente distinto al de otras partes del mundo.

Desde que la dirigencia comunista decidió cambiar el modelo de crecimiento económico, ahora basado en la innovación, China dejó de ser la fábrica del mundo y se convirtió en uno de los mercados más grandes y apetitosos del mundo. Ciudades como Beijing y Shanghai representan casos exitosos de intercambios con el mundo. No obstante, no son las únicas metrópolis en China. Junto a ellas hay incontables urbes sumidas en un proceso acelerado de construcción que demanda la participación de actores de otras partes. China es un espacio enorme que ofrece universos potenciales para industrias y empresas con presencia internacional que desean desarrollarse en otros mercados.

Mira el video aquí: http://spanish.china.org.cn/txt/2019-11/07/content_75384001.htm

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here