La Redacción

“Cyberblack viene de un linaje de 1990 en la cual tenía un nombre, pero para esos años era una empresa de primera generación, y no estoy hablando de una generación de padre a hijo, sino de cómo la seguridad privada se va conformando en nuestro país, es decir militares que al salir del Ejército Mexicano  van conformando una empresa con un conocimiento todavía reducido del empresariado mexicano, pero que van atendiendo las necesidades básicas de conformar estas empresas para generar una vigilancia intramuros” señaló Luis Miguel Dena.

En entrevista con Perspectiva Empresarial el CEO de Cyberblack señaló que se fue conformando posteriormente en una seguridad electrónica que acompaña el esfuerzo humano para proteger una instalación y una tercera generación vendría a ser cuando esta actividad de seguridad se enfoca hacía lo corporativo, pero todavía no alcanza a tener lo que hoy observamos con seguridad resiliente.

“Una seguridad participativa que integra todas las áreas de una empresa, que incorpora inteligencia social para tener elementos de información como un mapa delictivo, generar acciones de prevención como una cultura de seguridad, tener aplicaciones de transformación digital y de tecnología muy importantes e incorporar tanto la bioseguridad como la ciberseguridad”, manifestó el experto.

Agregó que así nació Cyberblack en 2018 transformando esta cuarta generación para enfocarnos en una seguridad corporativa con mayor capacidad holística y que permita no solo reconocer las necesidades de la población, de las comunidades, de sus empresas sino establecer soluciones acompañan el modelo de negocio de cada una de estas empresas.

En 2005 Luis Miguel Dena recibió un inicio de una policía cibernética y enfocar objetivos estratégicos de cómo atender desde una policía federal a la sociedad respetando sus derechos, generar ese cuidado a la economía, en un tema de seguridad nacional y pública.