Un choque séptico ocurre como parte de una respuesta inflamatoria, cuando una persona padece una infección, y es altamente mortal. De acuerdo con una publicación de “Eureka Alert”, uno de cada de cinco pacientes, tratados en la unidad de cuidados intensivos (UCI), no sobrevive. De ahí la importancia de atender los síntomas de manera oportuna.

“Healthline” describe que una de las razones por las que sucede es cuando una sustancia química, administrada para combatir una enfermedad, es liberada en el torrente sanguíneo, ocasionando una falla en la función de los órganos.

Esa falla genera inflamación en el cuerpo, que a su vez, provoca la formación de coágulos de sangre -trombos- que impiden que el oxígeno y los nutrientes satisfagan a los órganos vitales.

Sin embargo, no es la única manera en que se puede desencadenar un choque séptico, pues las infecciones son una de las causas principales por las que se presenta este problema de salud.