Los teléfonos celulares utilizados por el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, fueron también blanco de ataques por parte de los “hackers” arrestados el pasado martes, acusados de vulnerar el aparato telefónico del ministro Sergio Moro y otras autoridades, informó hoy el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública.

La entidad indicó con base en datos de la Policía Federal (PF), que Bolsonaro fue “debidamente comunicado” sobre el hecho por “cuestión de seguridad nacional”, sin especificar si los “hackers” pudieron obtener información de los aparatos.

“El Ministerio de Justicia y Seguridad Pública fue informado por la Policía Federal, por razones de seguridad nacional, que los teléfonos celulares utilizados por el presidente de la República fueron objeto de ataques por parte del grupo de ‘hackers’ detenido el pasado martes”, indicó.

La denominada operación “Spoofing” (suplantar), autorizada por el juez Vallisney de Oliveira, del Décimo Tribunal de Circuito de Justicia de Brasilia, investiga la invasión del celular del ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sergio Moro, así como de dos jueces y dos comisarios de la PF.

En el operativo del martes, la PF arrestó a cuatro sospechosos de invadir teléfonos celulares, al estimar que alrededor de 1.000 personas fueron blanco de los presuntos “hackers”.

El juez de Oliveira presentó “fuertes indicios” de que los cuatro detenidos se reunieron para violar el secreto telefónico de autoridades.

El magistrado identificó además movimientos “sospechosos” en las cuentas de dos de los cuatro investigados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here