El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió este miércoles al Gobierno de México no obstaculizar la importación legal de gasolinas y favorecer “artificialmente” a Petróleos Mexicanos (Pemex).

El CCE expresa su profunda preocupación por la reciente clausura de terminales privadas de almacenamiento y trasvase de petrolíferos en distintos estados de la República”, indicó la cúpula empresarial mexicana en un comunicado.

Asimismo, consideró que limitar la importación de gasolinas “reducirá la oferta de combustibles que son utilizados para actividades básicas como el transporte público, la distribución de productos alimenticios y mercancías, entre otros”.

También reiteró su compromiso con el “principio de legalidad y plena aplicación del Estado de derecho” en México, advirtiendo que el contrabando de gasolinas es un mal que afecta a la sociedad y al medioambiente, “al introducir en el mercado de combustibles aquellos de procedencia ilícita y de baja calidad”.