La camiseta de la selección argentina que lució Diego Armando Maradona en el partido ante Inglaterra, en los cuartos de final del Mundial de México 1986, donde anotó los dos de los goles del triunfo (2-1), está en subasta por la casa de pujas Sotheby’s, y se estima que puede llegar a alcanzar un valor cercano a los 6 millones de libras (unos 7,2 millones de euros).

Ese día, en el Estadio Azteca de la Ciudad de México, aún con el recuerdo vivo de la Guerra de las Malvinas que enfrentó en 1982 al Reino Unido y Argentina, Maradona protagonizó dos de los goles más históricos y recordados del fútbol mundial: el primero, denominado ‘la Mano de Dios’; el segundo, ‘el Gol del Siglo’.

Corría el minuto 51, cuando Maradona, en fuera de juego, aprovechó dentro del área un mal despeje alto de Steve Hodge, lo que hacía legal la posición del ‘Pelusa’, para anticiparse en el salto al meta Peter Shilton y anotar teóricamente de cabeza el 1-0. En realidad, su remate fue con el puño izquierdo, pero ello no fue advertido ni por el colegiado principal ni por sus asistentes. Se le denominó posteriormente como ‘La Mano de Dios’.

El 2-0, en el minuto 55, fue una obra de arte. Agarró Maradona el balón en medio campo y se fue en velocidad hacía el área inglesa deshaciéndose de cuantos rivales le salían al paso, regateando incluso al propio Shilton. Fue años después, en votación popular de la FIFA, elegido el mejor tanto de la historia de los mundiales.

Sin duda, la camiseta de Maradona era un preciado objetivo. Y la logró, curiosamente, quien le dio la ‘indeseada’ asistencia del 1-0: Steve Hodge, centrocampista en ese partido y que al término del mismo se la intercambió.