Más de dos años de caída en las ventas de autos en México y la reducción de la producción automotriz ya causaron estragos en la situación laboral de los trabajadores del sector, que hasta ahora habían sido los más favorecidos dentro de la manufactura.

Desde el segundo semestre de 2019, el 27 por ciento de las empresas del sector tuvieron una reducción en su plantilla de empleados, sin necesidad de despedir, pues se trató de retiros voluntarios, informó Rodrigo Arciniegas, encargado de la encuesta de recursos humanos de la Red Nacional de Clusters de la Industria Automotriz.

En promedio, cada mes, entre renuncias y despidos salió alrededor de 5.2 por ciento de trabajadores del sector y, en ocasiones, los lugares ya no se cubren, situación que podría seguir el primer trimestre del año, refirió.

La capacidad de planta utilizada para fabricar automóviles y camionetas se encuentra en su nivel más bajo, con 82.7 por ciento en octubre, último dato disponible.

Como ejemplo, está la línea de producción de Grupo Yazaki, en Sonora, destinada a la fabricación de arneses y autopartes para el Grupo Fiat Chrysler, cuyas ventas cayeron 14.2 por ciento en 2019.

Fuente: Reforma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here