Yeidckol Polevnsky consideró que Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional, y Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente electo del CEN, deben ser sancionados por entorpecer la vida institucional del partido.

Afirmó que la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) debería tomar cartas en el asunto, pero, lamentó, su titular, Héctor Díaz-Polanco, se puso del lado del grupo de Luján.

“Sí merecerían sanciones, pero penosamente nuestra CNHJ dejó de ser una comisión de justicia que pudiera resolver los problemas, porque se fue de uno de los lados; un órgano jurisdiccional no puede ser parcial y éste ha sido muy parcial, convoca, participa, un órgano jurisdiccional se tiene que mantener aparte, impoluto, no puede hablar, no puede decir
.
“Tristemente Héctor Díaz-Polanco ha tomado cartas en el asunto, yo digo, se vale, puede ser muy amigo de Bertha, puede ser este grupo de amigos, está perfecto, eso no está prohibido, lo que no puede uno es tomar un cargo o una responsabilidad para tratar de favorecer a alguien”, criticó.

La secretaria general morenista arremetió contra Ramírez Cuéllar, de quien dijo que no conoce de leyes pese a haber sido legislador federal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here