«Banxico decidió elevar en 50 puntos base la tasa de interés de referencia, para ubicarla en 5.50%, resultado del comportamiento de la inflación anual que en noviembre se ubicó en 7.05%.

La medida de Banxico incrementará los créditos e hipotecas, además mermará el margen de utilidad, por ende, las empresas deben buscar alternativas para cubrir el aumento en los costos de financiamiento.

También esta alza se reflejará en los intereses que se cobran en las tarjetas de crédito. El mayor impacto es en las compras a tasa variable.

La tasa de interés es la variable económica que representa el precio del dinero».

Analiza José Ignacio Martínez Cortes Coordinador de LACEN-UNAM y profesor del CRI-FCPyS.