El bajo crecimiento de México es el mayor riesgo para su estabilidad crediticia en 2020, aseguró Fitch Ratings.

En conferencia de prensa, la calificadora refirió que la expectativa de crecimiento del País es de 1 por ciento, inferior al 2 por ciento que prevé Hacienda, lo que debilitaría la proporción del PIB entre la deuda.

«En el caso de México, si bien la deuda se ha estabilizado, se espera un debilitamiento a mediano plazo por el bajo crecimiento económico», destacó Shelly Shetty, analista soberana para América de Fitch.

Durante 2020 se espera una reactivación de la inversión pública del Gobierno y de las compras gubernamentales, lo que impulsará ligeramente el crecimiento, dijo Charles Seville, analista soberano para América, de Fitch.

No obstante, quedan dudas si la inversión privada se reactivará lo suficiente para impulsar más el crecimiento, afirmó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here