Genevieve provocó intensas lluvias, deslaves e inundaciones en Baja California Sur.

Las autoridades aseguraron que la precipitación fue de 150 litros por metro cuadrado.

Protección Civil estatal activó 22 refugios a los que acudieron mil 200 personas ante los peligros de las lluvias y los fuertes vientos.

Estos refugios operaron con fuertes medidas sanitarias.

En Los Cabos hubo cortes de energía eléctrica intermitentes que afectaron a 80 mil usuarios y provocaron fallas en los pozos que suministran agua a la ciudad.