El avión presidencial de Perú saldrá a la venta para recaudar dinero que se gastará en salud y educación, anunció este miércoles el presidente Pedro Castillo durante el balance sus primeros cien días en el poder.

“Venderemos el avión presidencial”, afirmó Castillo en el mitin celebrado en la plaza mayor de Huamanga, la capital de la sureña región andina de Ayacucho.

Antes de eso, el mandatario había anunciado un proyecto de ley para prohibir que los funcionarios viajen al extranjero en primera clase.

“He podido observar que algunos funcionarios públicos tienen muchos privilegios. Por ello, voy a firmar una norma ahora mismo que prohíba que ningún funcionario viajará vía aérea en primera clase. En un Gobierno del pueblo, los funcionarios viajarán como cualquier ciudadano de la patria”, señaló.

Castillo sigue así los pasos de otros presidentes de izquierdas de Latinoamérica, como el mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien hasta ahora no encuentra comprador para el lujoso Boeing 787 que había adquirido el expresidente Felipe Calderón y que utilizó su predecesor en el cargo, Enrique Peña Nieto.